Buscar en este blog

domingo

6 hábitos de los estrategas para ser competitivos


Tener un equilibrio entre ser líder, competente y productivo no es fácil en un mundo dinámico y necesitado de profesionales que sepan adaptarse a su versatilidad, esto requiere tener habilidades de estratega, es decir hábitos que le hacen una pieza clave en cualquier industria, efectivamente esto se traduce a alguien que haya entrenado su mente en pensamiento estratégico.


El pensamiento estratégico hace hincapié en la necesidad de equilibrar el rendimiento de hoy con el futuro de oportunidad, con el fin de gestionar el riesgo y navegar por la incertidumbre sobre el panorama de los negocios. La capacidad de pensar estratégicamente despierta nuevas ideas y propuestas futuras de negocios que son el corazón de éxito a largo plazo, pero muchos CEOs y altos ejecutivos continúan luchando para mirar más allá del presente y poner en foco el futuro. 

Imagen 1. Competencias CEOs frente al pensamiento estratégico
Sin embargo no vemos que todos los CEOs sean tácticos, la razón de esta falta de liderazgo estratégico es simple: la capacidad de pensar estratégicamente no se desarrolla naturalmente en el camino hacia la C-suite; estudios hechos por revistas especializadas en competencias de CEOs, muestran en sus investigaciones las proporciones de la visión de los CEOs respecto a las operaciones fundadas en pensamiento estratégico, tal como se ve en la imagen 1.

Las habilidades de pensamiento estratégico no se desarrollan únicamente como una virtud de la experiencia o la promoción, sino que deben ser practicadas activamente y con un propósito. Al mismo tiempo, el pensamiento estratégico puede ser muy difícil de alcanzar, y el concepto de ser "estratega" a menudo es usado en exceso o indebidamente. ¿Qué es lo que realmente significa ser un pensador estratégico? Basándose en dos décadas de experiencia, así como la investigación dirigida a más de 20.000 profesionales en 176 países de todo el mundo, se han identificado seis habilidades que, cuando se domina y se aplica en conjunto, permiten a los líderes a pensar realmente y actuar estratégicamente:


Anticipar

Es la capacidad de prever cambios en la periferia y la imprescindible adaptación a las condiciones cambiantes. Debería disfrutar de la incertidumbre en el mercado como una fuente potencial de ventaja en lugar de una amenaza, y permanecer vigilantes en el control de las nuevas tendencias, tanto dentro como fuera de la industria ya que podrían sorprender a la organización o descubrir oportunidades para la innovación.


Reto

En lugar de aceptar la sabiduría convencional a su valor nominal, cuestionan los supuestos de larga data y examinan las fuentes de incertidumbre para entender cómo pueden afectar los resultados esperados. Replantean el problema desde varios ángulos para comprender sus causas y buscar diferentes puntos de vista, hace que se puedan ver múltiples aspectos de un tema.


Interpretar

Los pensadores estratégicos demuestran continuamente la curiosidad para conectar múltiples puntos de datos en nuevas e interesantes maneras de dar sentido a las situaciones ambiguas, complejas. Utilizan tanto el razonamiento analítico y la intuición para reconocer patrones significativos, y para probar múltiples hipótesis de trabajo antes de llegar a alguna conclusión.


Decidir

La toma de decisiones es un aspecto importante del pensamiento estratégico, y es necesario para mostrar el valor de establecer una dirección estratégica distintiva y tomar decisiones difíciles, incluso con información incompleta. El saldo de inversiones a largo plazo para el crecimiento, sumada a la presión de la toma de decisiones para obtener resultados en el corto plazo, implica que haya velocidad de equilibrio y rigor en la toma de decisiones complejas especialmente en entornos de rápido movimiento.


Alinear

Incluso los líderes más estrategas deben involucrar a los interesados ​​y disponerlos para entender el cambio, manejar las diferencias y crear buy-in para conducir en última instancia a la organización hacia adelante. Identificar aquellos que tienen una participación significativa en las iniciativas o estrategias de cambio, evaluar la tolerancia y la motivación para el cambio de identificar y abordar los conflictos de intereses. Reunir el equipo alrededor de una atractiva visión estratégica, demandará que se tengan las capacidades adecuadas, los recursos, los compromisos e indicadores de rendición de cuentas, para lograr implementar iniciativas estratégicas.


Aprender

Continuamente reflexionar sobre los éxitos y fracasos para mejorar el rendimiento y la toma de decisiones es clave para ser estratégico en el largo plazo. Aprenda de las interacciones con los distintos clientes, socios y segmentos de mercado para predecir mejor los cambios de la industria para que su empresa sea más adaptable en el frente a los cambios y la competencia. No tenga miedo de animarse a experimentar como fuente de innovación, realizar check-ins y después de la acción debriefs para obtener indicadores de éxito y fracaso.

Esta táctica como marco para perfeccionar sus propias capacidades estratégicas y trabajar con otros a través de la compañía, con el fin de desarrollar el conjunto de habilidades estratégicas propias de los líderes. Al hacerlo, usted y su personal estará mejor preparado para anticiparse a los cambios del mercado, aprovechará las oportunidades rentables y adaptará su negocio para ganar consistentemente en el tiempo.

Realiza la Evaluación de Aptitud Estratégica, yo ya la hice, te envían los resultados y el análisis por e-mail. Lee más sobre Aptitudes de Pensamiento Estratégico.

Tu pensamiento estratégico está en el climax del rendimiento?



No hay comentarios.:

Publicar un comentario